Repositorio UCV Lista de Sedes Campus
Buscar

Blog

Volver
ENE
15

El psicólogo del fútbol

Escrito por: Orlando Balarezo Aliaga

El futbolista profesional se desarrolla, teniendo en cuenta cuatro aspectos: técnico, táctico, físico y psicológico. Esto es una forma de ver en concreto, algo que encierra una gran complejidad. El trabajo de los elementos señalados debe darse mayormente desde un plano integral, es decir, los profesionales tienen que planear su estrategia de preparación, de tal manera, que se incluyan los objetivos para las cuatro áreas indicadas.

El jefe del grupo de trabajo que está al frente de un equipo, es el Director Técnico. Sus principales colaboradores son: el Psicólogo (trabaja en lo mental, lo cual está presente en todo momento), el Segundo entrenador (trabaja en lo técnico-táctico), el Preparador físico (trabaja para mantener la forma atlética de los deportistas). Es importante, también, la participación del preparador de arqueros (el guardameta es fundamental para el resultado de un partido), el asistente de campo, el médico, el fisioterapeuta, el nutricionista, el utilero, entre otros.

Lo psicológico tiene que ser gestionado por un PSICÓLOGO y, aunque suene redundante mencionarlo, considero necesario hacerlo, con la intención de dejar en claro que es el profesional idóneo para trabajar lo mental. Por supuesto, que no puede ser cualquier psicólogo, sino que, debe ser uno que esté especializado en el área deportiva y para el caso del fútbol, debe tener “cancha” (vivencias dentro del mundo fútbol). La confidencialidad es una de las características más importantes de su trabajo y no sólo por un tema de respeto al otro, sino, como una forma de garantizar la relación de confianza con los demás, lo cual va a repercutir en la eficacia de sus intervenciones.

El Psicólogo deportivo no cura, ni corrige. Al formar parte del equipo multidisciplinario, participa desde la planificación integral del proceso, introduciendo lo psicológico de manera transversal. Su labor también puede considerar la utilización de estrategias para que el futbolista logre involucrarse en un proceso de mejora continua. Prepara al atleta en la utilización de herramientas psicológicas para afrontar diversas situaciones. A nivel colectivo, el Psicólogo ejecuta programas que buscan desarrollar la cohesión grupal, apuntando a potenciar el liderazgo, la comunicación, el trabajo en equipo, entre otros.

“La mente ordena y el cuerpo ejecuta”, es una frase que tiene un fundamento comprobado en diversas investigaciones científicas y también es afirmado por distintas personas con amplia experiencia en el fútbol. Está claro que lo mental es determinante, por lo que la presencia del Psicólogo en un comando técnico es fundamental.

 

Escrito por: Orlando Balarezo Aliaga

Noticias Relacionadas