Repositorio UCV Lista de Sedes Campus
Buscar

Blog

Volver
ENE
28

Es tiempo de idiomas

Escrito por: Adrián Colomer Winter

La prolongada pandemia es un momento ideal para reflexionar sobre nosotros mismos, auto explorarnos para establecer una nueva brújula que marque un nuevo camino o destino de vida.   Es la oportuna situación para invertir el tiempo en fortalecer aquellas competencias que flaqueaban y que en un mundo globalizado como el de hoy son básicas para marcar la diferencia profesional. Si en el siglo XX se consideraba analfabeta aquél que no sabía escribir ni leer, en la actualidad el que no maneja dos idiomas como mínimo y computación esta fuera del juego. Ahora para graduarse y encontrar trabajo a los universitarios les piden inglés. Sin embargo, es común observar un alto grado de desmotivación para estudiar la lengua anglosajona. ¿Se han preguntado por qué? Básicamente porque cometen el error de estudiarlo mas no aprenderlo. 

¿Cómo pretendemos que nuestros estudiantes dominen el idioma si ni siquiera han aprendido a pensarlo como si fuera su lengua materna?   ¿Cómo hemos aprendido nosotros a dominar el idioma castellano?  Primero a través de las vivencias que nos proporcionan nuestros progenitores durante el habla y la escucha, luego nosotros hemos atribuido significados a los objetos explícitos en la comunicación de su entorno. Recién cuando sabemos comunicarnos hemos añadido la gramática del lenguaje. En las escuelas de idioma sucede al revés; primero pretenden que conozcas las reglas de conjugación verbal para recién después interpretarlo.

Ahora comprenden porque existe una baja calificación en los universitarios porque no entienden lo que escriben, leen y hablan, y quien no sabe un idioma, tampoco lo atiende, y si no lo atiende tampoco lo valora. Por lo expuesto, soy de la opinión que las escuelas de idioma se equipen con metodologías de aprendizaje por retos y desafíos sociales; simulando las experiencias cotidianas de comunicación anglosajonas a través del story doing, el story telling y el roll playing. La repetición hace al maestro por medio de la retención- asociación de vivencias emocionalmente impactantes con las palabras que narran los hechos.  ¡No es de extrañar entonces que todos sabemos pronunciar y escribir a la perfección “sprite” y “seven up” o cantar el “happy birthday to you”, sin saber inglés claro!

Escrito por: Adrián Colomer Winter

Noticias Relacionadas