Repositorio UCV Lista de Sedes Campus
Buscar

Blog

Volver
FEB
02

I+D+I para el desarrollo del Perú

Escrito por: Adrián Colomer Winter

La pandemia ha desnudado nuestras falencias elementales en salud, economía y otros sectores productivos.  Perú siempre ha estado en crisis permanentes a lo largo de la historia, a pesar de la presencia de una política macroeconómica fuerte. La clave por la que constantemente tropezamos con los mismos errores es la falta de una visión estratégica a largo plazo. Ese vacío de iniciativa es aprovechado por la inversión extranjera para explotar las áreas de oportunidad que nos ofrece nuestra biodiversidad. Lo que me inquieta intelectualmente es hallar porque seguimos haciendo lo mismo si conocemos la raíz del problema: ¡la falta de investigación! En ausencia de políticas que promuevan la ciencia, no hay investigación, sin investigación no se genera tecnología, sin tecnología no se genera productividad, sin productividad no se genera desarrollo y sin desarrollo no existe sociedad de bien-estar.

Tenemos un plan de diversificación e industrialización productiva como eje transversal de desarrollo pero que duerme permanentemente en las oficinas burocráticas del Estado. Somos una nación con muchos documentos de desarrollo asignados con presupuesto pero que no reditúan en la transformación de una economía de materias primas a una economía de valor agregado. Nuestro sector primario como la agricultura o la ganadería es muy primitivo en tanto los métodos de producción son muy artesanales, sin adecuación a principios de innocuidad, salubridad y estándares de calidad internacional. Lamentablemente la industrialización productiva es un proyecto con retornos de largo plazo, equivalentes a la siembra de un algarrobo que tarda años en producir frutos.

 

A mi modo de interpretar la situación, se elaboran procedimientos burocráticos con muchas instancias intermedias de aprobación para desincentivar a propósito la inversión en investigación.  Para el poder legislativo, prefieren negocios de rentabilidad inmediata donde invierten 100 hoy y mañana ganan 1000. No es de extrañar entonces que se asignen diminutos montos del PBI en I+D+I, porque a ciencia trabaja de la mano con la verdad, la transparencia y la exactitud; a diferencia de la política corrupta, en donde se pueden adulterar resultados con la finalidad de sacarle la vuelta a las leyes bajo esquemas de elusión fiscal. Si queremos ser un país competitivo con altos niveles de bien –estar social y económico, debemos de empezar a pensar un nuevo Perú de cara al bicentenario, donde la tecnología y la cultura científica sean los principales indicadores del desarrollo.

Escrito por: Adrián Colomer Winter

Noticias Relacionadas