Repositorio UCV Lista de Sedes Campus
Buscar

Blog

Volver
MAR
01

La solidaridad siempre viene del pueblo

Escrito por: Dr. Marco Antonio Rodríguez Vega

En cuatro meses y superando barreras burocráticas, un empresario peruano ha logrado instalar una planta de oxígeno gratuita para servir a las personas que vienen sufriendo el embate de este virus. Una inversión que está salvando vidas y dando esperanza en medio de tanto dolor y tantas víctimas que están perdiendo sus vidas por falta de oxígeno. 

Esto nos obliga a plantear una pregunta: ¿Por qué el Estado no se ha preocupado por implementar plantas de oxígeno? Un solo empresario lo ha conseguido, y sin embargo el Estado no ha sido capaz con toda la infraestructura y capacidad económica que posee, de instalar alguna para ayudar a la ciudadanía. Me pregunto: ¿acaso los bancos no podrían haber implementado alguna planta de oxígeno? ¿Las grandes empresas dónde están? ¿las transnacionales que obtienen sus ganancias en nuestro suelo patrio en dónde están? Si ya se sabía que los hospitales no estaban preparados para asumir las atenciones médicas por falta de infraestructura y el alto riesgo de contagios, entonces ¿porqué no se previno la construcción de plantas de oxígeno que sirvan para el tratamiento de este flagelo? 

Definitivamente algo está muy mal, y nos demuestra una vez más que no existe liderazgo político, que no existe planificación seria, que no hay capacidad de reacción, que no hay empatía en quienes elegidos o no deberían preocuparse por servir y no por servirse del poder. La solidaridad únicamente proviene de la ciudadanía, de aquellos que pasando carencias han sabido superarse, o que a pesar de  tener menos que otros dan mucho más porque han aprendido a dar lo que tienen y no lo que les sobra. Ellos también son los héroes de la pandemia, los que se atreven a dar una luz de esperanza a los que menos tienen, son ellos los que merecen ser reconocidos como los  héroes de una batalla que es muy dura, pero que son capaces de seguir de pie enfrentando la adversidad con la valentía que ya quisieran tener aquellos que están solo para la fotografía de portada, repitiendo aquel mismo mensaje que ya nadie cree. ¡Gracias a todos los héroes de verdad!

Escrito por: Dr. Marco Antonio Rodríguez Vega

Noticias Relacionadas