NOTICIAS VER TODAS d
NACIONAL 27 de marzo de 2020

¿CÓMO AFRONTAN LAS FAMILIAS EMPRENDEDORAS LA CRISIS DE CORONAVIRUS?

La crisis del coronavirus afectará a las familias emprendedoras de pequeños negocios porque no podrán tener ingresos y, en muchos, casos verán suspendidos sus contratos y servicios. En este contexto, más de 4 millones de peruanos tendrán problemas para cumplir con sus pagos. 

Las medidas dadas por la SBS para reprogramar los pagos son adecuadas pero insuficientes para ayudar a los pequeños negocios. Sin embargo, el Estado podría comprar los productos y servicios de los emprendedores que le sirva para la gestión del Estado. 

“Más de 2 millones de pequeños negocios viven del día a día y por la interrupción de los pagos caerán en pobreza. Hay 7 millones de personas autoempleadas, muchas de ellas usan el crédito de consumo y tarjetas de crédito para solventar sus actividades productivas”, indica el economista Bernardo Cojal Loli, director de la Escuela de Economía de la Universidad Cesar Vallejo (UCV). 

La forma de manejar un negocio pequeño que le paga a sus trabajadores con los ingresos mensuales también debe acomodarse a esta crisis. Estos negocios se están consumiendo su capital de trabajo para sobrevivir y van a ingresar a un proceso de descapitalización acelerada de continuar las restricciones. La cadena de pagos debe continuar. 

Por su lado, el Estado ha dispuesto dar préstamos a los pequeños negocios para cubrir algunas cuotas inmediatas que serán canalizadas por COFIDE, quien lo canalizará a través de los bancos, las cajas y las cooperativas. De otro lado, COFIDE debe recibir las facturas por cancelar para darle liquidez que han comenzado a perder los pequeños negocios. 

“El Estado debe establecer un PLAN DE RESCATE, se propone una moratoria por el plazo del estado de emergencia más el fraccionamiento en un plazo de 12 meses del pago de luz, agua, cuotas, deudas, contribución al seguro social, AFP (pago de trabajadores en planilla) y pago de impuestos municipales”, acota Cojal Loli.

¿El bono de S/ 380 soluciona el problema económico causa por la crisis a estas familias?, esta es una pregunta importante. El bono va ser canalizado por Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social - Programa Nacional de Apoyo Directo a los más pobres – JUNTOS y sólo alcanza a un sector de la población, la misma que ha sido empadronado en el MIDIS. El subsidio, va a permitir que las familias permanezcan en sus domicilios, si bien no resuelve problema, pero va ayudar.  Recordemos que hasta el momento 750 mil familias ya han sido beneficiadas con el pago del bono de s/ 380.00. Gracias a esta gestión de nuestras autoridades, ya se ha transferido el subsidio a otras 500,000 personas de todo el país que tienen cuenta en el Banco de la Nación.

Los trabajadores que no tienen derecho a este beneficio son los que no aparecen en el Padrón del MIDIS del Programa JUNTOS de población en pobreza y extrema pobreza alrededor de 3,074,343 y teniendo en cuenta en promedio personas más de carga familiar, debe atenderse a 9 millones de personas. 

SUGERENCIAS

- Poner en marcha campañas de concientización sobre asistencia alimentaria y programas de ayuda de emergencia disponibles para adultos mayores, discapacitados, incluida información clara sobre elegibilidad, deducciones médicas y fácil acceso a asistencia individual por teléfono o video en el proceso de solicitud y renovación. 

- Los voluntarios comunitarios en los distritos con aplicaciones móviles para compartir información y organizar compras de comestibles para los residentes. La aplicación más utilizada es el servicio de mensajería social WeChat, que se utilizan para comunicarse, pagar y comprar.

- Ofrecer entregar alimentos a sus vecinos, familiares y amigos que puedan estar enfrentando problemas de inseguridad alimentaria (dejar suministros en la puerta para mantener la distancia social).

Como en China, los ciudadanos deben ser recompensados económicamente por informar a aquellos que no siguen las órdenes de cuarentena. 

El Perú es uno de los pocos países que dispone de fundamentos económicos muy superiores a muchas de las economías de la región. Si se requiere financiamiento, aún en la peor de las circunstancias, llegaría en mejores condiciones y plazos.