Simulacro
Inscripción Repositorio UCV Lista de Sedes Campus
Buscar

Noticias

Volver
AGO
03

Tras vencer las adversidades, la vallejiana Kathya Vera triunfa profesionalmente apoyando a personas con discapacidad

Escrito por: Autor UCV

Orgullosa de su alma mater. Así se muestra Kathya Fiorella Vera León, contadora pública colegiada egresada de la Universidad César Vallejo (UCV) y actualmente directora de operaciones en la consultora Inclulab, quien nos cuenta que, desde su nacimiento, la vida significó para ella un gran reto.

La condición económica de su familia y su diagnóstico de acondroplasia –o coloquialmente conocida como “talla baja”– forjaron en ella un espíritu perseverante y luchador. Enamorada de las matemáticas, eligió la carrera de Contabilidad en la UCV, universidad que cuenta con un total de 29 destacados egresados con alguna dificultad física.

“Entré a la UCV a estudiar Contabilidad. Esta etapa de mi vida fue la que más enseñanzas me dio, las cuales fueron ¡si quieres lograr algo, no debes rendirte! y ¡persevera en cada meta que tengas! Recuerdo algunos episodios donde las personas me decían: ‘No me imaginé que ibas a lograr esto’, ‘No te creí capaz de hacer todo lo que has hecho’ o ‘No lo vas a lograr’, por lo que siento una gran satisfacción cuando, sin decir una palabra, tus hechos hablan por sí solos”, expresa Kathya.

La directiva de Inclulab comenta con complacencia que durante su época universitaria ganó muchas cosas valiosas como conocimientos, grandes enseñanzas y consejos, pero sobre todo una nueva familia.

“Me siento muy orgullosa de ser egresada de la UCV por la calidad educativa que recibí y por las oportunidades brindadas a lo largo de mi carrera. Recuerdo a varios docentes con mucho cariño, a quienes agradezco por sus consejos y por animarme en cada etapa de mi carrera. No hicieron distinción conmigo, y de eso se trata, de tener un trato igualitario con todos: ni más ni menos por ser una persona con discapacidad”, recuerda la exitosa colegiada.

Además, Kathya Vera considera que en el contexto en que vivimos, lamentablemente, aún hay entidades que juzgan por la apariencia física antes que por los conocimientos. Pero también hay instituciones, como Inclulab, que confían en las capacidades de las personas con dificultades físicas. Por tal motivo, alienta a las nuevas generaciones a que, así como ella, no se rindan a pesar de las adversidades.

“Luchen por cumplir sus sueños, para Dios no hay nada imposible y, con su ayuda, podemos lograr todo lo que nos propongamos. Vendrán dificultades, tropezaremos, pero es obligatorio continuar. Está en nosotros hacerlo y ser ejemplo para otras generaciones. Estoy muy contenta de ser parte de Inclulab y, mediante esta consultora, apoyar a aquellas personas con discapacidad, a quienes, como a mí, les fue difícil ser parte de una empresa”, finaliza la orgullosa vallejiana.

Noticias Relacionadas